Elige el lavavajillas perfecto
Elige tu lavavajillas ideal

El lavavajillas es un electrodoméstico relativamente nuevo y que hasta hace bien poco se consideraba un producto de lujo. Hoy en día, es casi impensable no contar con un lavavajillas en el hogar por el gran ahorro de tiempo, agua y dinero que conlleva su utilización. De hecho, lavar la vajilla en el lavavajillas representa un ahorro de un 9% frente al lavado a mano.

Diagrama de lavadora

Una útil y eficiente herramienta que permanecerá en el hogar durante muchos años y que soportará un uso intensivo y habitual. Por estos motivos, antes de elegir un tipo de lavavajillas u otro, hay que considerar múltiples factores, como por ejemplo el espacio del que disponemos en la cocina, las dimensiones del lavavajillas, su capacidad de carga, su eficiencia energética, etc.

Si tenemos en cuenta estos y otros factores podremos seleccionar el modelo más adecuado y acorde a nuestras necesidades sin riesgo de equivocarnos. El lavavajillas ideal es el que se adapta al espacio del que se dispone en la cocina y al número de personas que viven en el hogar.

Conviene que antes de decantarnos por un tipo de lavavajillas u otro, valoremos a fondo nuestros gustos, necesidades y limitaciones. 

A continuación vamos a analizar en profundidad los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta antes de adquirir un lavavajillas.

Tipos de lavavajillas

Existen diversos lavavajillas en función del tipo de instalación.

Lavavajillas Libre instalación

Libre Instalación

Puede instalarse en cualquier lugar que se necesite. Tan solo deberemos tener cerca una toma de luz, una de agua y un desagüe.

Este tipo de lavavajillas no necesita mueble y está disponible en dos medidas de ancho, 45 o 60 centímetros, para adecuarse a todo tipo de situaciones.

Lavavajillas integrable

Integrable

Si quieres conseguir un aspecto uniforme en tu cocina, este modelo se integra con el resto de tus muebles. No tienen tapa, acabados laterales y frontales, y los mandos del electrodoméstico quedan en la parte superior de la puerta. 

También están disponibles en dos medidas, 45 o 60 centímetros de ancho. 

45 cm de ancho

45 cm de ancho

Son ideales para cocinas de dimensiones reducidas ya que miden solo 45 cm de ancho.

Los podemos encontrar integrables o de libre instalación.

Compactos

Compactos

Si no dispones de hueco bajo la encimera este modelo puede ajustarse bien a tu cocina, ya que sus dimensiones son menores. Se puede ubicar sobre la mesa o encimera.

Tan solo necesitaremos una toma de agua y un desagüe cercanos. La carga de estos lavavajillas es menor, habitualmente 6 servicios pero es un lavavajillas más cómodo ya que no es necesario agacharse para meter y sacar la vajilla. 

Qué debemos tener en cuenta antes de comprar

No te alarmes si recibes el lavavajillas con un poco de agua en el interior, es totalmente normal, se debe a las pruebas de calidad que realizan en fábrica antes de realizar el envío. Antes de lanzarnos a la compra del lavavajillas ideal conviene tener en cuenta una serie de aspectos:

 No te alarmes si recibes el lavavajillas con un poco de agua en el interior, es totalmente normal, se debe a las pruebas de calidad que realizan en fábrica antes de realizar el envío. Antes de lanzarnos a la compra de la lavavajillas ideal conviene tener en cuenta una serie de aspectos:

La capacidad de carga

 Es más que recomendable encender el lavavajillas solo cuando esté completamente lleno, para de esta forma no desperdiciar ni agua ni energía.

La capacidad del lavavajillas se mide en cubiertos o servicios, que son toda la vajilla que utiliza un comensal durante una comida que tiene primer y segundo plato, postre, agua y café.Se tiene que ajustar al número de personas que convivan en el hogar.

De 6 cubiertos

Suelen ser lavavajillas de sobremesa.

De 8 a 10 cubiertos

Suelen ser modelos de 45 cm de ancho 

Más de 10 cubiertos

Suelen ser los modelos de 60 cm.

Programas de lavado

Tercera bandeja

Es muy importante tener en cuenta la distribución interior de un lavavajillas antes de que lo compremos, ya que ésta varía mucho de un modelo a otro. El fondo de una cesta de lavavajillas no debe ser demasiado abierto ya que podrían colarse las piezas pequeñas, los mangos de los utensilios, etc. Los soportes para los platos deben permitir colocarlos bien separados y con espacio para que circule el agua. Es importante fijarse que las varillas sean abatibles por si necesitamos alguna vez colocar fuentes o cacerolas grandes.

Los modelos de lavavajillas habitualmente incorporan la cesta para el lavado de los cubiertos, situada en la bandeja inferior. En los últimos tiempos se han incrementado los modelos que ofrecen esa bandeja extraíble para la cubertería en la parte superior. Esta opción resulta más cómoda para el usuario ya que al estar más alta, evita molestos agachones en la colocación de los cubiertos. Además, si solemos lavar habitualmente cacerolas y sartenes grandes, es interesante esa tercera bandeja en lugar de la cesta, ya que de esta manera se consigue mucho más espacio en la bandeja inferior.

Programas de lavado

Los programas de lavado

Los diferentes modelos de lavavajillas incorporan programas de lavado distintos, no obstante casi todos ellos disponen de una serie de programas comunes que son los más habituales. Como mínimo, resulta muy útil que un lavavajillas tenga un programa de media carga, otro eco y uno rápido o suave.

La duración del programa normal o ECO puede ser excesiva si estamos lavando vajilla con pocos restos de suciedad, y usar un programa largo para una vajilla poco sucia es un despilfarro de energía y de agua. Hoy en día existen en el mercado modelos más exclusivos que incorporan un sensor de carga que adapta el lavado a la cantidad de vajilla y a su suciedad.

Veamos a continuación algunos de los programas de lavado más comunes:

Los diferentes modelos de lavavajillas incorporan programas de lavado distintos, no obstante casi todos ellos disponen de una serie de programas comunes que son los más habituales. Como mínimo, resulta muy útil que un lavavajillas tenga un programa de media carga, otro eco y uno rápido o suave.

La duración del programa normal o ECO puede ser excesiva si estamos lavando vajilla con pocos restos de suciedad, y usar un programa largo para una vajilla poco sucia es un despilfarro de energía y de agua. Hoy en día existen en el mercado modelos más exclusivos que incorporan un sensor de carga que adapta el lavado a la cantidad de vajilla y a su suciedad.

Veamos a continuación algunos de los programas de lavado más comunes:

Prelavado

Prelavado

Un programa de agua fría para realizar un lavado breve antes de realizar el lavado habitual de la vajilla.

Vidrio

Vidrio

Creado específicamente para elementos de vidrio, cristal o porcelana. Dura unas 2 horas.

90 min

90 min

Para platos con poca suciedad. No tiene prelavado y empieza directamente con el lavado a 65º, con dos ciclos de aclarado, el segundo de ellos a 65º.

Rápido

Rápido

Indicado para vajillas muy poco sucias y que dura 30 minutos. Hace un lavado a 45º y un aclarado a 70º. 

Auto

Auto

Es el ciclo de lavado estándar. El lavado suele ser a 50º y el aclarado a 70º.

Se usa para los platos y ollas que tienen una suciedad importante aunque no exagerada. El ciclo completo suele durar unas 2 horas y media.    

Intensivo para suciedad incrustrada

Intensivo

Para vajillas con la suciedad muy incrustada y reseca. Tiene un prelavado a 50º y luego otro normal, un lavado a 60º y un aclarado a 70º.

Suele tardar unas 2 horas y media. No conviene usarse con materiales sensibles a las altas temperaturas.

media carga

Media carga

Cuando hay una cantidad inferior a la capacidad total del lavavajillas se usa este programa que se ajusta para poder ahorrar tanto agua, como tiempo y electricidad. 

Eco

Eco

Para vajillas con una suciedad normal. Este programa consume menos energía y menos agua.

Hace un prelavado normal, un lavado a 45º y un aclarado a 60º, durando poco más de hora y media.

El nivel de ruido

Podemos comprobar el nivel de ruido de un determinado lavavajillas fijándonos en su etiqueta energética. Los mejores lavavajillas emiten poco más de 40 dB, mientras que los más ruidosos superan los 50 dB.

Conviene tener en cuenta el nivel de ruido de este electrodoméstico si lo utilizamos habitualmente por la noche, ya que puede resultar molesto tanto para nosotros como para nuestros vecinos.

Lavavajillas inteligentes y con conectividad

En la actualidad existen en el mercado modelos de lavavajillas inteligentes que pueden encenderse y apagarse, programarse, avisar si necesitan abrillantador o sal, etc., a través de distintas aplicaciones.

Lo que permite el manejo y la programación del funcionamiento desde la Tablet o desde un Smartphone. Cada vez más usuarios se inclinan por este tipo de modelos que permiten controlar el consumo de electricidad en el hogar y programar los electrodomésticos en las franjas horarias de menor demanda.

Existen modelos que incorporan luz led interior, o modelos que disponen de una luz roja que se proyecta en el suelo para avisar de esta forma que el ciclo de lavado ha finalizado o incluso que proyectan el tiempo que resta para que termine el programa. Esta funcionalidad es muy útil al haberse reducido el nivel de ruido de los lavaplatos.

La eficiencia energética

El consumo de un lavavajillas depende del ciclo que se utilice y de su eficiencia energética.

Por este motivo es muy importante prestar atención a la calificación energética, es decir, a la eficiencia en el consumo eléctrico y de agua que se muestra mediante un sistema de etiquetas con letras y colores.

A partir de marzo de 2021, las etiquetas energéticas de los lavavajillas se clasifican desde la A (los modelos más eficientes y ahorradores) hasta la G (los menos).

Lo más importante para elegir el electrodoméstico más eficiente es fijarte y comparar el consumo en kWh por cada 100 ciclos que se indica en la etiqueta de eficiencia energética (puedes tener acceso a ella a través de la imagen de la letra energética de cada producto).

La protección anti-desbordamiento

Los sistemas anti-desbordamiento contra las fugas de agua o sistema "aquastop", es una muy interesante funcionalidad que puede llegar a evitar una posible inundación.

Su funcionamiento es diverso, por ejemplo la mayoría de los lavavajillas incorporan tuberías dobles gracias a las cuales si se produce una fuga en la tubería interior, el goteo queda retenido por la cubierta exterior.

Otros modelos más exclusivos ofrecen un flotador que pone en marcha la bomba de desagüe en caso de que el agua de la cubeta supere cierto nivel. Y en los lavavajillas más completos, la válvula recibe además una orden de cortar la entrada de agua.

Auto-apertura de puerta

Existen en el mercado algunos modelos con sistemas de apertura automática de la puerta del lavavajillas al terminar los programas. Una tecnología que resulta muy eficiente por conseguir un mejor resultado en el proceso de secado.

Al mismo tiempo que se ahorra tiempo, gracias a la reducción en la duración de los programas, también supone un ahorro de dinero al bajarse la temperatura en el momento del aclarado final, ya que se consume menos energía.

Lavado a vapor

En la amplia oferta de marcas y modelos de lavavajillas que existe en el mercado, hay algunos diseños que mediante la utilización de tecnología y de programas de lavado a vapor consiguen platos y vasos más limpios y brillantes. 

Una manera más eficiente de eliminar las marcas de agua en la vajilla que se puede combinar con programas de lavado intensivos o delicados. Algunos de los usos más habituales del lavado a vapor incluyen la limpieza de biberones y cualquier objeto infantil, así como la de cristalerías y vajillas que no se han utilizado en mucho tiempo.

Accesorios para tu lavavajillas

Cuando hayamos elegido el tipo de lavadora acorde a las necesidades de nuestro hogar, también hay que tener en cuenta que tener en cuenta que existen multitud de accesorios para lavavajillas. Estos accesorios pueden ser una estupenda solución para resolver ciertos problemas de uso, instalación o espacio.

Conectividad de lavadoras

En definitiva, antes de lanzarnos a comprar un lavavajillas es muy importante saber cómo elegirlo de forma correcta teniendo en cuenta las necesidades del hogar y seleccionando la capacidad adecuada según el número de comensales.

Un aparato que ofrezca un consumo eficiente y que nos permita ahorrar. Solo así conseguiremos acertar plenamente con nuestra elección y disfrutar de este electrodoméstico en nuestro hogar durante muchos años.

Artículo añadido a la lista
Artículo añadido al comparador